.

21 septiembre 2008

Experimento Social: "¿Por dónde vas?"


Muchos de vosotros habréis percibido que cuando se viaja en algún medio de transporte colectivo, como es el caso de los autobuses de largo recorrido, y nos acercamos al final del trayecto o ciudad de destino, es cuando comienzan a sonar masivamente los teléfonos móviles del pasaje. Generalmente se trata del pariente o conocido que espera en la estación para recogernos, y hace la mítica pregunta de “Por dónde vas?...
Esta es una recopilación de las diferentes respuestas oídas en un autobús a esta pregunta:

CASO 1: “NO IMPORTA, EL CASO ES QUE ESTOY EN EL AUTOBUS”
Se trata de la respuesta más frecuente y con menor contenido informativo:
- Pueees… no sé… voy llegando ya.
Esta respuesta confirma que la pregunta “¿Por dónde vas?” se trata simplemente de una frase hecha para entablar genéricamente una conversación.

CASO 2: “CALCULANDO LA HORA QUE ES… Y LA QUE DEBERÍA SER…”
En este segundo caso se trata de hacer una estimación en base a la hora estimada de la llegada impresa en el billete:
- No se…, la verdad… supongo que faltará menos… . ..de todas maneras ya son las 4, ¿no?…. pues,… me quedan 2 horas más…
Esta respuesta no confía en encontrar atasco a la entrada de Madrid.

CASO 3: “EL CUENTAKILOMETROS REVERSIVO”
En este caso, el pasajero lleva un buen rato desesperado mirando los carteles de tráfico y para ir calculando los kilómetros que le quedan. En el momento de la llamada responde:
- “…pues el último cartel ponía que faltaban 236 km. … así que quedará menos…”
Llegados a este momento, el familiar del otro lado de la línea, calcula mentalmente la velocidad del bus, divide entre el dato facilitado y despeja mentalmente la incógnita que le planteó.

CASO 4: “A LA ALTURA DE…”
Este caso, a diferencia del anterior, se reconoce fácilmente por el intento de leer rápidamente desde el autobús en marcha el nombre del pueblo del siguiente desvío:
- Pues… me falta…., no sé… es que no veo los carteles… …, no, si ya… ¡ah sí, mira!, vamos por Valdecampo de la Castilleja.
Se supone que ahora la madre va corriendo al google a buscar donde queda ese pueblo perdido y saber exactamente las coordenadas de su hija.

¿Y tú que sueles responder?
Próximamente más Experimentos Sociales.

3 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

Yo suelo responder con una estimación (más o menos acertada) del tiempo que me queda para llegar. Tanto más me preocuparé en la estimación cuanto más le importe a la persona saberlo (o a mí que lo sepa)

Txïo [ 悲しい 瞳 の 女 ] dijo...

Yo suelo decir: eeeh... sísí,enquinceminutosllego.
Luego casi siempre tardo el doble. Y eso que odio hacer esperar...
U_U

carLi dijo...

Héctor! buen blog, me gusta!
yoo no sé qué digo, supongo que lo de "voy por..." :)

saludos!